Siempre se puede seguir mejorando: un ejemplo sencillo de mejora organizativa en el mundial de GP

Una de las mejoras introducidas por Marc Marquez y su equipo en las tandas de clasificación del mundial de motociclismo ha sido cambiar de moto en lugar de cambiar de neumáticos. Con esto gana tiempo y eso le ha permitido hacer una vuelta más, y así tener más oportunidades de obtener la pole. Seguro que sus rivales ya le están copiando, pero ser el primero le ha dado una ventaja sobre los demás. Es un estupendo ejemplo de mejora organizativa, que me gusta especialmente porque muestra que siempre se puede mejorar, incluso en entornos aparentemente muy optimizados. Como se explica en este artículo publicado en El País:

Lo probaron por vez primera en Jerez y se pasaron la noche del viernes ensayando el salto de moto: "Se había ido el sol y ya no quedaba nadie en el pit-lane, salvo nosotros, empujando las motos para simular el cambio y que Marc saltara de una máquina a otra".

Además hay otra cosa que me han gustado de este artículo, en concreto las dos características que resaltan de Marc Marquez y que han influido en su equipo:
  • La falta de conformismo, la voluntad continua de mejora, que además arrastra a sus rivales. Como dice otro piloto, Dovizioso:
"Es bonito ver cómo hay pilotos que cambian la percepción de los límites. Cuando tú crees que ya no se puede ir más deprisa aparece alguien como Marc para demostrarte que sí, para obligarte a exigirte más a ti mismo".
  • Su sonrisa, y cómo disfruta, es algo que se contagia al resto del equipo. Como dice el Ingeniero de pista Santi Hernández: 
"Lo sorprendente es que nos lo estemos pasando tan bien. Aquí, con la presión que hay, pocos lo hacen."